Volviendo de vacaciones (si, los fisioterapeutas también descansamos), tuve la suerte de sentarme en un asiento al lado de una chica estudiante de medicina, a los 10 minutos de viaje le vi sacar unos apuntes con muchas imágenes de partes del cuerpo que pude apreciar de refilón, esto hizo que me picara la curiosidad y leyese el título de aquellos folios, “radiodiagnóstico de lesiones traumatológicas”, al leer esto esbocé una sonrisa y sin querer parecer indiscreto le pregunté qué estudiaba, me dijo que medicina, yo le conté a que me dedicaba, era la primera persona en una semana a la que se lo contaba, soy de la opinión que en vacaciones tengo que decir que soy panadero, salvo excepciones de interés, por no recibir consultas indiscretas, bromas aparte, empezamos a mantener una agradable conversación acerca de aspectos de la salud.

Al otro lado del pasillo estaban sentadas dos mujeres que nos estaban escuchando y a partir de ahí surgieron las preguntas, todo esto os parecerá algo inventado para introducir el tema del blog de hoy, pero nada más lejos de la realidad, y me viene muy bien porque tiene relación con el anterior, después de 5 horas de viaje intercambiando opiniones con una estudiante de medicina y varios pacientes potenciales, creo que debo exponer varios puntos acerca de algo muy característico, los dolores de espalda.

Después de esta experiencia de viaje, llegué a casa y me puse a indagar acerca de textos, estudios, bibliografía de características de los dolores de espalda, llegue a un artículo de una revista de habla inglesa que me pareció de interés (al final del post os adjunto el enlace).

Definición

En el post anterior tratamos con más hincapié las hernias discales, hoy será algo más general del dolor de espalda, varios puntos que creo que son importantes de definir, al menos desde mi punto de vista.

 

  • Tener dolor de espalda no es algo fuera de lo común: es importante saber que un alto porcentaje de personas sufrirán algún tipo de dolor de espalda durante su vida, es más, me atrevería a decir que tener dolor de espalda es como estar triste, en algún momento de tu vida te va a pasar, sin embargo, lo que no es común es no recuperarse de ese dolor. Pero sabed que la mayoría de dolores agudos de espalda son procesos simples y su pronóstico es realmente bueno.

 

  • Rara vez se necesitan pruebas de imagen: esto es muy importante para concienciar a todo el mundo, y sobre todo a los propios sanitarios, la evidencia científica sugiere que las pruebas de imagen solo mostrarán algo realmente relevante en menos del 5% de los pacientes; así que barriendo para casa, una consulta con un fisioterapeuta suele ser suficiente para saber si es necesaria esa prueba de imagen basándonos en los síntomas y en la historia del paciente.

 

  • En relación al anterior punto, la interpretación de las pruebas de imagen puede general alertas innecesarias: las pruebas de imagen rara normalmente muestran hallazgos que rara vez están relacionados con el dolor. De hecho, varios estudios han mostrado que en personas sin dolor de espalda tienen alteraciones estructurales, como protusiones discales (52% de los casos), discos degenerados (90% de los casos), hernias discales (28% de los casos) y procesos de artrosis (38%); y aquí viene una frase que llevo repitiendo en los dos post anteriores  la cantidad de dolor que experimentas no se relaciona necesariamente con la cantidad de daño en el tejido, y el problema está en decirles a aquellos pacientes que tienen esas alteraciones que su espalda esta dañada, lo que denominamos EFECTO NOCEBO, lo que puede derivar en miedo, falta de actividad, algo totalmente negativo para el pronóstico. En mi opinión la mayoría de los hallazgos que se ve en una prueba radiológica es como tener arrugas, está más relacionado con la edad y el desgaste.

 

  • Punto importante, si hasta ahora has prestado poca atención deja todo lo que estés haciendo, ajustaté las gafas y lee atentamente: EL DOLOR DE ESPALDA NO ESTÁ CAUSADO POR ALGO FUERA DE SITIO, ni el de espalda,ni el de ninguna otra parte del cuerpo, pero ciñéndonos al tema, no hay justificación científica que muestre que el dolor de espalda esté causado por un hueso o articulación de la espalda que esté desplazado, o que tu pelvis se encuentre fuera de su alineación habitual.

 

Crujir

Alguno podéis decirme: pues yo fuí a un sitio y me “crujieron” y me “colocaron” y desde entonces no me ha dolido, pues bien, hasta donde yo se, puede haber fallos posicionales de un hueso, pero nada fuera del sitio como tal, y el estado de mejoría después de una manipulación, en mi opinión, se debe más a la reducción del tono, tensión muscular y del miedo, incluso de un efecto placebo para el cerebro al oír ese “crack” que a un reposicionamiento vertebral.

 

  • Como me duele me voy a tumbar el sofá hasta que se me pase: ERROR, obviamente deberemos de reducir esas actividades que nos causen dolor, sin embargo hay evidencia sólida que muestra que mantenerse activo y retomar las actividades habituales de forma gradual, es importante para ayudar a la recuperación. En definitiva el reposo prolongado es inútil, y se asocia a niveles más altos de dolor, mayor discapacidad y peor recuperación.

 

 

  • Cirugía, punto también a subrayar: en dolores de espalda, la cirugía rara vez es necesaria, obviamente hay casos en los que será necesaria, eso nunca lo he negado, pero mi experiencia me habla que si se hace un buen tratamiento conservador, ayudando a la persona con la dolencia a estar activa, a reconocer su dolor e identificar aquello que se lo aumenta, los resultados a medio-largo plazo son muy buenos.

 

A continuación os dejo el enlace que os mencioné al inicio del post, podréis encontrar otra serie de puntos a mayores que los que aquí expongo, que en otra ocasión trataremos, hoy me he dedicado a exponer los que, a mi juicio, son los más relevantes.

 

En resumen: el ejercicio, la actividad y el movimiento son óptimos para la mejora de los dolores, no la misma lesión provoca el mismo dolor en dos personas diferentes y no porque exista lesión en una prueba radiológica tenemos que tener miedo, nuestras IMG_0051vértebras se hacen mayores al igual que nuestras patas de gallo.

 

MOVIMIENTO = SALUD

 

FUENTE: https://www.independent.ie/life/health-wellbeing/15-things-you-didnt-know-about-back-pain-31367264.html

 

Mario Rico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *