¿Frío o calor?

Frio o calor

Ante una lesión o dolencia ¿es mejor aplicarse frío o calor? Es una de las preguntas más realizadas en consulta, por eso nos gustaría resolveros esta duda de una forma generalizada.

En caso de duda o lesión concreta, ¡llámanos!

Como norma general:

– Si la lesión se produce en la espalda o estamos seguros que es una contractura muscular, aplicaremos calor sobre la zona.

– Después de realizar ejercicio físico aplicar frío.

– Ante lesiones traumáticas tipo golpes, esguinces o roturas seguir los siguientes consejos:

  • Lesiones agudas: (menos 3 días desde la lesión)

Aplicaremos frío hasta 72 horas después ante lesiones traumáticas si notamos que tenemos la zona roja, abultada o enrojecida. Mantener la aplicación de frío 20 minutos pudiendo repetir la operación 3 y 5 veces al día dejando pasar al menos 2 horas entre cada una.

  • Lesiones subagudas: (entre 3º día y 1 mes desde la lesión)

Alternaremos frío y calor mediante aplicación directa (bolsas o geles), recipientes con agua fría y caliente o en la ducha. La aplicación será 3´calor + 2´frío + 3´calor + 2´frío + 3´calor. Pudiendo repetir la operación 3 y 5 veces al día dejando pasar al menos 2 horas entre cada una de ellas. Recuerda que si realizamos ejercicio físico y notamos hinchazón o enrojecimiento aplicaremos frío nada más terminar.

  • Lesiones crónicas: (más de 1 mes desde la lesión)

Aplicaremos calor durante 20 minutos pudiendo repetir la operación 3 y 5 veces al día dejando pasar al menos 2 horas entre cada una. Igualmente, recuerda que si realizamos ejercicio físico y notamos hinchazón o enrojecimiento aplicaremos frío nada más terminar.

 

Contraindicaciones frío

– Síndrome de Raynaud

– Problemas cardiacos

– Alteraciones de la circulación

– Hipersensibilidad o alergia a las bajas temperaturas

– Inflamación aguda de origen desconocido o fiebre

 

Contraindicaciones calor

– Problemas cardiacos

– Alteraciones de la sensibilidad

– Heridas, úlceras, quemaduras

– Fiebre

– Varices

– Linfedemas

– Diabetes

 

Pilates la mejor opción para este 2018

Comencemos el año moviéndonos. Lo mejor: Pilates

Una vez más os hablamos de lo importante que es moverse, hacer ejercicio activo, para conseguir una salud plena tanto física como psicológica. Sobre todo, si existe patología, lo más indicado siempre sería hacer ejercicio terapéutico guiado por un profesional (fisioterapeuta). Os hablamos de un tipo de ejercicio terapéutico concreto, muy eficaz, que es el método Pilates.

¿Y eficaz para qué? ¿Es Pilates el tipo de ejercicio que yo necesito?

Resultado de imagen de pilates

El Método Pilates se basa en un trabajo corporal global del cuerpo, combinado con una respiración costo-diafragmática. Lo que buscamos conseguir en nuestros pacientes principalmente es que mejoren su patología, y los resultados buscados a nivel corporal son:

  • Reforzar y tonificar la musculatura tanto movilizadora como estabilizadora (sobre todo esta última).
  • Mejorar la postura (imprescindible para mantener nuestro cuerpo sano en el tiempo).
  • Aumentar la flexibilidad y estabilidad de las articulaciones.
  • Mejorar la conciencia corporal (es necesario conocer cómo está cada segmento de mi cuerpo en cada momento para saber como puedo corregir mis compensaciones).
  • También mejora el estrés al trabajar con la respiración y la concentración.

La vida tan sedentaria que llevamos hoy en día debido a la actividad laboral da lugar a un mal estado musculo-esquelético, apareciendo esos dolores de cuello o de espalda tan comunes. Podemos hablar de malas posturas en nuestro lugar de trabajo, o podemos hablar de un bajo tono de nuestra musculatura por ese sedentarismo, pero lo que está claro es que es imprescindible un trabajo global del cuerpo para poder reactivarse, y eso nos lo proporciona Pilates.

“Bueno, pero yo algo de ejercicio en casa hago, algún abdominal…”

La diferencia de Pilates con el resto de ejercicios es la importancia que le da al transverso del abdomen. El transverso es unn músculo profundo que no se ve a simple vista, y por eso muchas veces olvidamos. Se encuentra justo por detrás de los abdominales, esos músculos que sí podemos llegar a ver. Es fundamental la seguridad del ejercicio, es decir, ninguna estructura se va a poner en riesgo (como pudiera ocurrir en otro tipo de ejercicios) y por el contrario va a ser el ejercicio más indicado para la patología del paciente. Esto ocurre porque nosotros como fisioterapeutas aplicamos nuestros conocimientos sobre las lesiones al método Pilates para encontrar el máximo beneficio en el paciente.

Resultado de imagen de pilates

Pero veamos un caso: los abdominales, como toda musculatura superficial, son musculatura que se encarga del movimiento. En cambio, el transverso del abdomen, como toda musculatura profunda, es musculatura que se encarga de la estabilidad (de las articulaciones, postural). En una lumbalgia, ya sea por un tono muy bajo de los músculos que no nos permite mantener ciertas posiciones en el tiempo, por una hernia o protrusión, lo que necesitamos trabajar es la fuerza de la musculatura profunda. Esta es la que nos va a ayudar a suplir carencias en el caso de hernias o distensiones ligamentarias y, por supuesto, si la musculatura profunda está débil e hipotónica. Esto es trasladable a cualquier parte del cuerpo (los dolores de hombro o cuello por poca fuerza en los músculos estabilizadores profundos e hipertonía en los superficiales también son muy comunes entre los pacientes).

Entonces… ¿me vendría bien hacer Pilates?

Por supuesto que sí, adaptamos el ejercicio activo a tu edad, tu estado físico o a cualquier patología. Tanto si pasas muchas horas sentado a lo largo del día, como si empleas tiempo en el gimnasio pero notas que no mejoran algunos dolores, el Pilates debería ser tu elección. ¡Aprende cómo se comporta tu cuerpo y evolucionemos juntos a cómo debería comportarse!

En Fisiother somos especialistas en este método, no dudes en preguntarnos sobre tu caso.

Nuevos propósitos para el 2018: Hipopresivos

Hoy venimos a hablaros una vez más de los hipopresivos. Para aquellos que no los conocen , vamos a explicaros un poquito en qué consisten.

¿Qué son?

Los hipopresivos son una técnica postural combinada con una técnica respiratoria. Es decir, son ejercicios en los que a parte de tonificar nuestra faja abdominal, corregimos nuestra postura y mejoramos nuestra respiración.

 

¿Qué diferencias hay entre un abdominal corriente y un abdominal hipopresivo?

Como su propio nombre indica un hipopresivo (hipo:menos , presivo: presión) Es un ejercicio que disminuye la presión. Pero ¿y dónde disminuye esa presión?

En primer lugar la disminuye en el famoso suelo pélvico del que tantas veces os hemos hablado; por lo que estará muy indicado en personas con disfunciones  en su suelo pélvico. Ya sea por una disminución del tono muscular ( debilidad, incontinencia..) como por un exceso de ese tono (dispareunia, anorgasmia…) También disminuye la presión en la zona lumbar por lo que estará muy indicado en personas con dolor y problemas en esta zona.

Imagina que el médico te ha diagnosticado una hernia lumbar y te dice que necesitas tonificar tu faja abdominal y te pones a hacer abdominales hiperpresivos que no hacen más que fastidiarte más. Pues bien lo bueno del hipopresivo es que disminuye la presión en ese zona porque hace que las vísceras asciendan y a su vez tonifica tu faja abdominal .

 

Corrección postural

Gracias a que existen muchas múltiples posturas podemos trabajar con ello todas las cadenas musculares y adaptarlas así a la patología de cada uno y a sus necesidades posturales. Por ejemplo una persona que nos viene con mucha cifosis a nivel dorsal con ella buscaremos posturas en extensión para elongar esa cadenas muscular anterior acortada. Por el contrario una persona con mucha lordosis lumbar buscaremos posturas con flexión y elongación de su cuerpo.

Y en el ámbito respiratorio podemos destacar que aumentan la capacidad respiratoria ya que con las apneas trabajamos mucho la musculatura inspiratoria como por ejemplo puede ser el músculo serrato. Al aumentar la capacidad respiratoria podemos aumentar con ello el rendimiento deportivo.

Por lo que si tienes cualquier dolor en el cual influya tu postura, problemas en tu suelo pélvico,problemas respiratorios o si simplemente eres deportista y quieres aumentar tu rendimiento, no te lo pienses más, los hipopresivos son para ti.

Un nuevo valor: Carlos

Hola, me llamo Carlos y soy la nueva incorporación de “Fisiother”.

La curiosidad fue la que me condujo a la fisioterapia, la curiosidad de saber cómo funciona el cuerpo humano, sus estructuras, sus tejidos, sus movimientos… Es un mundo fascinante en el que cada día aprendo cosas nuevas y, estoy seguro, que nunca dejaré de sorprenderme.

Esta indagación me la transmitió el deporte y con él las lesiones… Los pensamiento de saber qué tejido estaba afectado y cómo solucionarlo pasaron a formar gran parte de mi tiempo.

“El aprender es el don de la vida. Un aprendizaje especial: el de conocerse a sí mismo” (Moshe Feldenkrais)

¿¿Cómo no iba a estudiar fisioterapia??

Mi interés sigue y, además de la carrera, he realizado cursos de Punción Seca, Pilates y, actualmente, estoy estudiando el Máster en Fisioterapia Manual y Osteopatía en la Universidad de Valladolid. ¡Todo ello es para ayudaros en vuestras lesiones y dolencias, que es lo que más gratificante me parece!

Mis aficiones son viajar, conocer otras culturas y el deporte en general. He sido 6 años monitor de natación, pero actualmente correr es a lo que dedico más tiempo realizando numerosas carreras populares desde 10 km hasta medias maratones. Y la bicicleta es un vehículo que uso a diario para desplazarme, además, desde que hice el Camino de Santiago comprendí que no es necesario más que una bicicleta y una tienda de campaña para poder recorrer cualquier punto del planeta.

No quiero despedirme sin dar las gracias a mi nuevo equipo, por la oportunidad que me han dado, por su trato agradable y por el aprendizaje exponencial que estoy teniendo gracias a ellos.

“Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, ve acompañado” (Proverbio africano).

Entrevista en Onda Cero Valladolid

Hace poco fuimos a visitar a nuestros amigos de Onda Cero Valladolid y mantuvimos una agradable charla con ellos. Hablamos de muchos temas variados, pero, durante la entrevista, nos centramos en todo lo que os puede ayudar la fisioterapia en este curso que acaba de empezar. No lo dejéis pasar y venid a visitarnos cuando antes.

Aquí os dejamos la entrevista completa para que podáis conocer un poco más todo lo que hacemos en la clínica.

Esperamos que os guste y que no dudéis en conocernos en persona en Hernando de Acuña 50. Somos la clínica que puede ayudarte a resolver esos problemillas que nunca te has planteado revisar y que cada día te molestan un poco más.

Entrevista