Nuevos propósitos para el 2018: Hipopresivos

Hoy venimos a hablaros una vez más de los hipopresivos. Para aquellos que no los conocen , vamos a explicaros un poquito en qué consisten.

¿Qué son?

Los hipopresivos son una técnica postural combinada con una técnica respiratoria. Es decir, son ejercicios en los que a parte de tonificar nuestra faja abdominal, corregimos nuestra postura y mejoramos nuestra respiración.

 

¿Qué diferencias hay entre un abdominal corriente y un abdominal hipopresivo?

Como su propio nombre indica un hipopresivo (hipo:menos , presivo: presión) Es un ejercicio que disminuye la presión. Pero ¿y dónde disminuye esa presión?

En primer lugar la disminuye en el famoso suelo pélvico del que tantas veces os hemos hablado; por lo que estará muy indicado en personas con disfunciones  en su suelo pélvico. Ya sea por una disminución del tono muscular ( debilidad, incontinencia..) como por un exceso de ese tono (dispareunia, anorgasmia…) También disminuye la presión en la zona lumbar por lo que estará muy indicado en personas con dolor y problemas en esta zona.

Imagina que el médico te ha diagnosticado una hernia lumbar y te dice que necesitas tonificar tu faja abdominal y te pones a hacer abdominales hiperpresivos que no hacen más que fastidiarte más. Pues bien lo bueno del hipopresivo es que disminuye la presión en ese zona porque hace que las vísceras asciendan y a su vez tonifica tu faja abdominal .

 

Corrección postural

Gracias a que existen muchas múltiples posturas podemos trabajar con ello todas las cadenas musculares y adaptarlas así a la patología de cada uno y a sus necesidades posturales. Por ejemplo una persona que nos viene con mucha cifosis a nivel dorsal con ella buscaremos posturas en extensión para elongar esa cadenas muscular anterior acortada. Por el contrario una persona con mucha lordosis lumbar buscaremos posturas con flexión y elongación de su cuerpo.

Y en el ámbito respiratorio podemos destacar que aumentan la capacidad respiratoria ya que con las apneas trabajamos mucho la musculatura inspiratoria como por ejemplo puede ser el músculo serrato. Al aumentar la capacidad respiratoria podemos aumentar con ello el rendimiento deportivo.

Por lo que si tienes cualquier dolor en el cual influya tu postura, problemas en tu suelo pélvico,problemas respiratorios o si simplemente eres deportista y quieres aumentar tu rendimiento, no te lo pienses más, los hipopresivos son para ti.

Entrevista en Onda Cero Valladolid

Hace poco fuimos a visitar a nuestros amigos de Onda Cero Valladolid y mantuvimos una agradable charla con ellos. Hablamos de muchos temas variados, pero, durante la entrevista, nos centramos en todo lo que os puede ayudar la fisioterapia en este curso que acaba de empezar. No lo dejéis pasar y venid a visitarnos cuando antes.

Aquí os dejamos la entrevista completa para que podáis conocer un poco más todo lo que hacemos en la clínica.

Esperamos que os guste y que no dudéis en conocernos en persona en Hernando de Acuña 50. Somos la clínica que puede ayudarte a resolver esos problemillas que nunca te has planteado revisar y que cada día te molestan un poco más.

Entrevista

«Me recomiendan hacer ejercicio»

¿A qué tipo de ejercicio me refiero cuando digo que para un PACIENTE la indicación terapéutica es la terapia activa? ¿Por qué me recomiendan este tipo de “gimnasia”, “deporte”, “ejercicio”? ¿A quién va dirigido? No pretendo hacer una exposición exhaustiva de los beneficios de este tipo de trabajo activo, sólo compartir de una manera práctica nuestro día a día.

Cuando recibimos un paciente en la consulta, nos expone su problema y tratamos de ayudarle a resolverlo. En muchos de estos casos, nos encontramos con un “claro problema de hipomovilidad, rigidez, inactividad o falta de tono, entre otros muchos factores. Hay pacientes que claramente no necesitan de nuestras manos de manera pasiva, si no de manera activa. Qué quiere decir esto, que quizá aunque realizásemos 20 sesiones de terapia manual, esa persona seguiría padeciendo su problema o lo habríamos cambiado de manera poco significativa. En cambio, si realizásemos un TRABAJO ACTIVO DIRIGIDO Y PERSONALIZADO con él, la respuesta sería muy diferente.

¿Qué significa TERAPIA ACTIVA?

Cualquier tipo de tratamiento fisioterapéutico que realiza el paciente de manera activa tras el estudio por parte del fisioterapeuta de su patología y capacidades funcionales. Se consensúan entonces unos objetivos terapéuticos a los cuales vamos a llegar por medio de movimientos dirigidos a ciertas estructuras que consigan modificar al sistema nervioso, capaz de cambiar patrones posturales o movimientos disfuncionales. Estos movimientos son absolutamente controlados y dirigidos por el fisioterapeuta, de manera que sean seguros y útiles para el problema del paciente.

IMG_2634

 

Deducimos entonces que no vale la recomendación de “has de hacer ejercicio”, no es CUALQUIER EJERCICIO, ES ESTE TIPO DE EJERCICIO. ¿Por qué? Porque quizá tu cerebro ha creído como normal la restricción de movilidad de tu zona lumbar durante años (por ejemplo, no puedes agacharte a atarte el cordón del zapato) y ahora, te han dicho que tienes que hacer ejercicio y has ido un día a la piscina o has salido a caminar y te duele más que antes desde ese día.

Primero tenemos que hacer este ejercicio del que te estamos hablando para recuperar esa capacidad de movimiento natural, eliminar restricciones y que puedas dar un largo paseo sin volver con dolor. O quizá vamos a realizar el paso intermedio entre aquella ciática que te apartó del gimnasio y la vuelta a tu rutina de antes. O a lo mejor tenemos tres hernias cervicales y cualquier ejercicio que intento hacer, me marea. Hay mil razones por las que la realizar un trabajo activo con un fisioterapeuta especializado, va a ser la clave para resolver mi problema y poder hacer las actividades que hacía antes.

Explicación

Es complejísima la explicación de por qué funcionan estas técnicas y sería interminable describirlas todas. Se puede llamar Pilates, Hipopresivo, Reeducación Postural, Mézières, Mulligan… Son métodos dentro de la fisioterapia que van a tener filosofías distintas y se van a utilizar más para unas patologías o para otras. Muchos de ellos tienen como tónica común el trabajo postural.

La POSTURA nos acompaña toda nuestra vida. El mantenimiento de la misma en bipedestación depende de tres sistemas de control sensorial: el sistema visual, el sistema somatosensitivo (sensible a los impulsos de estiramiento, presión y compresión) de las extremidades inferiores (a través del impulso recibido en las plantas de los pies) y el del aparato vestibular. Estos tres centros actúan de una manera conjunta (Hellebrandt, 1938; Paulus et al.,1984; Baron, 1955; Baron et al., 1974). La eficacia del sistema muscular del cuerpo está controlada por el sistema miofascial. Es indispensable el equilibrio entre todos los factores para el mantenimiento de una postura correcta, en función del óptimo desenvolvimiento funcional (Pilat, 2003).

Personalización

A cada paciente que vemos que le puede ayudar este tipo de tratamiento, le intentamos explicar por qué sería beneficioso para él, pero siempre acabamos diciéndole que pruebe, que lo SIENTA y que lo vea por sí mismo. Normalmente se suele recomendar realizar una sesión de terapia activa a la semana, a veces dos. Los cambios suelen aparecer entre los 3 y 6 meses, dependiendo de la cronicidad del problema.

IMG_2668

Existe abundante literatura científica que corrobora nuestra EXCELENTE EXPERIENCIA CLÍNICA con los pacientes pero me quedo con una frase del célebre Patrick Wall: “la fisioterapia es el gigante dormido del tratamiento del dolor”. Las últimas investigaciones nos llevan a corroborar que el tratamiento del dolor pasa por la neurociencia (educación del dolor) y el movimiento. Esto es una certeza en la clínica, hace años que en FISIOTHER lo comprobamos.

En definitiva, os animo a que probéis, no sólo para TRATAMIENTO, sino también como PREVENCIÓN. Las aferencias sensoriales correctas serán capaces de modificar la plasticidad cerebral.

Mandíbula, cráneo y cuello

En esta entrada trataremos de hablar de los problemas craneomandibulares. Estos tienen diferentes y se pueden abordar desde diferentes puntos de vista.

Los síntomas que podéis tener relacionados con este tipo de problemas se dan normalmente en el cuello, cintura escapular, cabeza, articulaciones temporomandibulares o cara. Llamaremos al conjunto de órganos y tejidos que permiten comer, hablar, masticar, deglutir, sonreír, succionar o besar sistema estomatognático. Ocupa la región cráneo-facial- cervical.

atm-y-dolor-orofacial-gijon

De él se ocupan muchos profesionales sanitarios porque abarca muchas patologías. Quizá los más conocidos sean los odontólogos o estomatólogos, cirujanos maxilofaciales, otorrinolaringólogos o foniatras, pero también otros profesionales de la salud como son neurólogos, psicólogos, logopedas o FISIOTERAPEUTAS.

El tipo de problemas que tratamos los fisioterapeutas deberían tener un enfoque multidisciplinar, incluyendo a varios profesionales de la salud que abarquen la patología desde diferentes puntos de vista. Desgraciadamente nosuele ser así porque existen pocos centros en los que esté incluido un fisioterapeuta en el equipo de odontólogos o maxilofaciales, primer profesional al que suelen acudir los pacientes con un problema de esta índole. Algunos derivan a fisioterapeutas especializados en este grupo de patologías y otras veces es el paciente el que investiga por su cuenta y descubre que existe tratamiento fisioterapéutico para su problema y nos llama.

Con respecto a la fisioterapia, que es de lo que nosotros sabemos, somos capaces de tratar cualquier estructura musculoesquelética y en este caso, existen muchos músculos y articulaciones que debemos revisar cuando existe un problema en esta zona.

¿Qué es la articulación temporomandibular o ATM?

Es la articulación de la mandíbula. Está formada por el cóndilo mandibular y parte del hueso temporal (fosa y cóndilo).

¿Qué síntomas podemos tener para tener que acudir a un fisioterapeuta?

Cuando nos aparece un dolor en la mandíbula o en la cara, el odontólogo ha de revisar si se debe a algún problema dentario (caries, mala mordida, inoclusión, etc). Decidirá entonces si tiene que realizar alguna intervención (obturación, endodoncia, ortodoncia…) o no. Además de lo que profesionalmente tenga que hacer, normalmente es capaz de descubrir si el paciente necesita fisioterapia. Los problemas con los que nos llegan a nosotros son dolor en la cara, sensación de sobrecarga muscular, hormigueos o adormecimientos en la cara, dolor al masticar, ruido articular como chasquidos o crujidos, dolor de cabeza, dolor de cuello, dificultad para mover la mandíbula en todos sus rangos de movimiento, zumbido o pitido en el oído, picor de garganta, sequedad en a boca, molestias en los ojos o en la visión, mareos, abotargamiento o peso en la cabeza o nuca…

atm1

Cuando nos llega un paciente con este tipo de sintomatología, lo exploramos para ver qué estructura está afectada y, de manera recíproca, determinamos si tenemos que derivarle a otro profesional porque no es competencia nuestra el tratamiento o porque necesitemos más pruebas. Lo normal es que el fisioterapeuta (muy importante que esté especializado en esta patología porque en la carrera no se aborda con suficiente profundidad o ni siquiera se estudia, hacen falta estudios de posgrado) pueda tratar al paciente durante las sesiones pertinentes para mejorar o curar los síntomas del mismo.

En Fisiother estamos especializados en este tipo de tratamiento. Varios de nuestros estudios de posgrado nos capacitan para abordar esta esfera con éxito: la osteopatía clínica (estructural y craneosacra sobre todo), el síndrome de dolor miofascial (manual y con punción seca), curso específico del profesor Mariano Rocabado “Fisiopatología del sistema musculosesquelético craneomandibular, craneovertebral y dolor facial”.

No tienes excusa para seguir con tus síntomas, ¡en Fisiother tu mandíbula está en buenas manos!

Consúltanos tu caso.