Vuelta al trabajo

Hola a todos, ¿cómo estáis? Después de estos días de confinamiento parece que estamos deseando vernos y charlar. Hemos tenido tiempo para pensar y sentir mucho, pero en ocasiones tenemos cosas por resolver. Nosotros podemos ayudaros con algunos de esos procesos, ahora os explico brevemente.

Antes, quería contaros un poco nuestras primeras sensaciones.

Abrimos el 4 de mayo de nuevo habiendo implementado todas las medidas de higiene y protección recomendadas por Sanidad y los Colegios Oficiales de Fisioterapia. Para nosotros, los días del confinamiento no fueron nada aburridos, más bien, una gran aventura: nos formamos sobre la propia enfermedad, sobre protocolos de actuación, vimos vídeos, nos reunimos virtualmente y le fuimos dando forma a lo que sería la “nueva normalidad”.

Protocolo

Al llegar a la clínica, si no nos conocéis, difícilmente nos podréis saludar en la calle porque no nos veréis más que los ojos. Por fortuna, nuestra voz no ha sufrido modificaciones de atuendo y os explicaremos que os tenéis que echar gel desinfectante como primera medida y descalzaros o poneros calzas en la “zona sucia” (hemos llamado así a las alfombras de la entrada, ya que el resto de la clínica no es pisado por calzado que venga del exterior).

Desde ahí pasaremos a la sala de tratamiento sin cruzarnos con ningún paciente más (lo hemos hecho escalonando las citas de los fisioterapeutas). El tratamiento es el mismo de siempre y creedme si os digo que es el mejor momento para nosotros porque nos olvidamos de lo que llevamos encima y podemos disfrutar con toda la tranquilidad de lo que mejor se nos da, trabajar con el paciente. Después nos despedimos y realizamos la desinfección y ventilación (la ventana está todo el rato abierta así que a veces tenemos la suerte de oír a los pájaros cantar).

Para vosotros quizá sea algo novedoso al principio pero después de estas tres semanas, nosotros hemos mecanizado todo el proceso y estamos muy contentos sabiendo que es la mejor manera de prevención para todos.

Lesiones comunes

¿Y qué nos estáis trayendo? Pues tenemos de todo, pero destacan:

-Problemas relacionados con el confinamiento: demasiado tiempo en posturas incorrectas y privados de la actividad normal ha supuesto contracturas y dolores articulares. Asimismo, las personas que no han dejado de trabajar o han visto aumentado su volumen de trabajo también lo están acusando.

-Pequeños traumatismos o dolencias derivados de la actividad deportiva “repentina” cuando se permitió hacer deporte: muchos tobillos inflamados.

-Postoperatorios que se quedaron sin rehabilitación: personas que operaron y por el Estado de Alarma les fue suspendida su rehabilitación.

-Patología crónica descompensada: artrosis, artritis, problemas de espalda… que sin su reeducación o sesiones de Pilates u otras técnicas de trabajo activo, han visto aumentada su sintomatología.

– Rehabilitaciones pendientes que fueron suspendidas por el Estado de Alarma y no se han reanudado.

Todas las lesiones son importantes y merecen una atención personalizada. Dada la situación actual, es importantísimo ser conscientes de la responsabilidad de encontrarse en el mejor estado de salud posible porque muchas de estas patologías que no sean tratadas a tiempo, pueden tener secuelas que deterioren nuestro estado de salud y calidad de vida. También creo que las secuelas de la COVID19 van a necesitar de la ayuda de los fisioterapeutas en un futuro próximo. La única manera que tenemos de “fortalecernos” es la prevención de la salud.

¿Y ahora qué?

No dejéis de cuidaros, sobre todo aquellos que habéis parado vuestro trabajo “de base” para ese mantenimiento de la calidad de vida (pacientes crónicos) y a los que la nueva situación os está haciendo mella de una manera u otra.

En Fisiother estamos más que preparados para ayudaros. Cualquier cuestión, no dudéis en consultárnosla, todos los casos son importantes y ninguna pregunta sobra. Como sabéis, existe un horario preferente para personas mayores y vulnerables; también tenemos asistencia a domicilio y la modalidad de “teleasistencia” que iniciamos en el confinamiento. Debemos ayudar a todo el mundo que lo precise.

Nosotros, como sanitarios, tenemos las medidas de protección más altas y una gran responsabilidad, pero todos y cada uno de nosotros ahora tiene la obligación de cuidarse y cuidar así a los demás.

Un gran abrazo de “vuestros fisios”,

Miriam, Sofía, Juanjo y Esther

Novedades en 2020

Este 2020 os traemos novedades, os contamos:

Para nosotros la mejor inversión es la FORMACIÓN. Nos supone un esfuerzo económico y de tiempo, pero tener la capacidad para mejorar nuestro trabajo día a día nos motiva de tal manera que lo hacemos con una sonrisa de oreja a oreja.

¿Qué novedades podemos ofrecerte?

-Este año incorporamos el MÉTODO 5P dedicado especialmente a problemas de SUELO PÉLVICO.

Método MULLIGAN: técnicas de terapia manual dirigidas a las articulaciones.

-Seguimos mejorando el servicio de DOLOR CRÓNICO con una formación con el gran Arturo Goicoechea, referente en este campo.

 

-En cuanto a la terapia activa, aplicaremos nuevas técnicas de CONTROL MOTOR: trabajo específico para recuperar el movimiento correcto después de una lesión o para una patología de larga duración.

-Con nuestra maravillosa INDIBA realizamos tratamientos específicos para recuperación o preparación de eventos deportivos (además de todas las lesiones que se pueden tratar con ella, que ya nos conocéis).

Sumamos todo esto a nuestra formación anterior -que es mucha, por cierto-. Podéis visitar la web los que nos conocéis un poco menos.

No se me olvida el apoyo que realizamos a entidades deportivas y este año también a empresas y recortadores. En la clínica os recibimos a todos para que volváis lo antes posible a vuestra actividad diaria. Los convenios de este curso los hemos realizado con:

  • PONCE CLUB DE BALONCESTO
  • TIERNO GALVÁN CLUB DE BALONCESTO
  • Equipo EXPOCERÁMICA SENIOR MASCULINO BALONCESTO
  • BSJ equipo de FÚTBOL
  • VICTORIA JUVENIL equipo de FÚTBOL
  • MADISON empresa de telecomunicaciones
  • ROBERTO VIDAL recortador
  • DANY ALONSO recortador

¿Más información?

Si tenéis dudas sobre si os podemos ayudar, no dudéis en llamarnos o escribir un whatsapp, estaremos encantados de responderos. Y si queréis visitarnos, os recibimos en FISIOTHER en Calle Hernando de Acuña 50 (Parquesol, Valladolid) y en el 699871930/983085204. De lunes a viernes de 8.00 a 22.00 y sábados de 10 a 14. ¡Feliz salud!

Indiba Activ en lesiones deportivas

Todos sabemos que la mejor herramienta del fisioterapeuta son sus manos, pero si a estas le añadimos los beneficios que nos aporta la radiofrecuencia (Indiba Activ), sus buenos resultados se multiplican.

Con anterioridad hemos hablado en este blog sobre la terapia con INDIBA activ, sus características y beneficios en combinación con la terapia manual para el tratamiento de lesiones tanto agudas como crónicas. En la entrada de hoy vamos a ver sus aplicaciones en las  lesiones que ocurren en el ámbito deportivo.

Vamos a ponernos en contexto. Si para una persona “normal” es importante que su lesión o dolencia se solucione con la mayor brevedad posible imaginaros para un deportista y más aun si hablamos de un deportista de élite, donde su trabajo depende directamente de su condición física. Aquí es donde entra la importancia de un buen tratamiento de fisioterapia combinado con INDIBA, para reducir el tiempo de lesión, maximizar su rendimiento y pronta reincorporación a la actividad deportiva. Nuestra actuación, combinada con la de otros profesionales como preparador físico, nutricionista, medico, psicólogo, etc, será primordial.

¿Qué hacemos en FISIOTHER?

Desde nuestro ámbito, podemos abordar la lesión desde el minuto uno, en una fase aguda, ayudando a reducir la inflamación, el dolor y evitando que el daño del tejido aumente, en una segunda fase ayudando a recuperar la función de las estructuras afectadas y en una tercera fase consiguiendo la máxima función (calidad y cantidad de movimiento, fuerza muscular…) y la reincorporación del deportista a su actividad habitual.

 


Y como ya sabéis, INDIBA activ se puede combinar con muchas de las técnicas que realizamos en fisioterapia, lo que la hace especialmente interesante en el ámbito deportivo, ya que lo podemos combinar con todo tipo de movilizaciones; pasivas, activas, resistidas e incluso trabajando con el gesto deportivo de nuestro paciente, muy importante para la vuelta a su actividad deportiva.

Resumiendo, la combinación de una buena actuación fisioterápica con la radiofrecuencia, potenciará la recuperación del deportista acortando tiempos.Y como ya sabéis, INDIBA activ se puede combinar con muchas de las técnicas que realizamos en fisioterapia, lo que la hace especialmente interesante en el ámbito deportivo, ya que lo podemos combinar con todo tipo de movilizaciones; pasivas, activas, resistidas e incluso trabajando con el gesto deportivo de nuestro paciente, muy importante para la vuelta a su actividad deportiva.

Esguince de tobillo

Debido al gran número de casos que últimamente recibimos en la clínica por este motivo, me he decidido a escribir sobre él.

El esguince de tobillo, que aunque pueda sonar exclusiva a lesión deportiva, es una lesión muy común en la vida diaria. Desde un simple «traspiés» a una caída más aparatosa todos somos susceptibles a sufrir este tipo de lesión.

En este articulo vamos a explicar de forma breve qué es, en qué consiste, los tipos y los cuidados que debemos seguir si sufrimos este tipo de lesión.

¿Cómo se produce?

Un esguince se produce debido a un movimiento forzado de torsión hacia dentro (inversión) o hacia fuera (eversión), siendo más frecuente el de inversión. Lo que ocurre con este movimiento forzado de tobillo es que se produce una gran tensión en los ligamentos que acaban comprometiendo su estructura (lesión).

Clasificación

Dependiendo de la magnitud de la lesión sobre los ligamentos se clasifican en 3 tipos.

  • Grado I. Leve. Distensión ligamentosa, puede haber alguna microrotura. Suele cursar con inflamación más o menos acusada, dolor local y ligera impotencia funcional por el dolor.
  • Grado II. Moderado. Rotura parcial del ligamento. Cursa con inflamación moderada, hematoma, dolor local e impotencia funcional pudiendo estar afectada la estabilidad de la articulación.
  • Grado III. Grave. Rotura completa del ligamento.

Cuidados iniciales

Las primeras 24-72h para evitar que la lesión se extienda debemos adoptar el método «RICE»:

  • Reposo relativo.
  • Hielo (aplicaciones de 20′ máximo protegiendo la piel de la zona).
  • Compresión (mediante un vendaje o una tobillera).
  • Elevación (por encima del nivel del corazón).

También podemos realizar baños de contraste frio-calor para rebajar la inflamación y movilizaciones suaves de tobillo en toda su amplitud respetando siempre el dolor.

Aunque lo más recomendable es acudir a tu fisioterapeuta, que valorara la magnitud de la lesión y te ofrecerá el plan de tratamiento y los consejos necesarios para solucionar el problema rápida y eficazmente.

En Fisiother además contamos con la tecnología INDIBA ACTIV que aumenta el proceso de recuperación de los tejidos disminuyendo así el tiempo de recuperación.

Y recuerda, un esguince mal «curado» tiene más probabilidades de volverse a lesionar y, a que a la larga, queden secuelas.

Ejercicio en la tercera edad

A día de hoy todos sabemos la importancia que tiene la realización de ejercicio físico dentro de un estilo de vida saludable. Y es importante a cualquier edad, pero sobre todo adquiere una especial relevancia cuando hablamos de las personas mayores, de la tercera edad.

En este artículo os vamos a explicar brevemente los múltiples beneficios que tiene la actividad física en el adulto mayor.

 

Beneficios fisiológicos

A nivel fisiológico, el ejercicio físico contribuye a una regularización de los niveles de azúcar en sangre, una mejora en la presión arterial y en la respiración,  favoreciendo la correcta ventilación pulmonar. Todo esto se traduce en una disminución en el riesgo de padecer ciertas enfermedades como cardiopatías, hipertensión, diabetes de tipo II y accidentes cerebrovasculares (ICTUS), entre otras.

 

Beneficios físicos

Dentro del nivel físico nos encontramos con múltiples beneficios:

Con el ejercicio podemos mejorar la movilidad y elasticidad articular, así como la fuerza muscular y ósea favoreciendo el correcto funcionamiento del sistema músculo-esquelético. Todo esto se traduce en un aumento de la resistencia (disminución de la fatiga), un mantenimiento del peso adecuado, previniendo así el sobrepeso y enfermedades como, por ejemplo, la osteoporosis. Si sumamos estos beneficios al trabajo de la higiene postural, el ejercicio correctamente realizado es capaz de aliviar el dolor musculo-esquelético y prevenir lesiones. Además ejercitando de forma específica la coordinación y el equilibrio se consigue una mejora de la marcha y por consiguiente una disminución del riesgo de caídas, que es una de las causas más frecuentes de invalidez en este colectivo, consiguiendo así una mayor autonomía del adulto mayor.

 

Beneficios psicológicos y emocionales

A nivel psicológico y emocional el ejercicio físico produce sensación de bienestar, mejora la autoestima de la persona y le da más seguridad y confianza en sí mismo. De esta manera, es capaz de afrontar la vida con una actitud más positiva lo que previene patologías como la depresión y la ansiedad. Y si la actividad se realiza de forma grupal los beneficios se incrementan.

 

¿Qué tipo de ejercicio y con qué frecuencia estaría recomendado realizar?

Existen varias opciones, pero la más efectiva y sencilla es realizar ejercicio aeróbico como, por ejemplo, caminar o hacer bicicleta estática. Con una frecuencia diaria y dedicando 30 minutos al día sería suficiente. Además conviene realizar una tabla de movilización y trabajo de cada segmento corporal para mantener la completa elasticidad y funcionalidad de todas las estructuras corporales.

En Fisiother contamos con un equipo de fisioterapeutas titulados, formados en varias terapias activas (pilates, hipopresivos, sga…) y con experiencia en el sector de la tercera edad, y estamos trabajando en la creación de grupos reducidos de personas mayores para trabajar sobre las necesidades físicas de este colectivo. Anímate y pide información sin compromiso.