Hoy en día, muchas pacientes (habitualmente de género femenino) llegan a consulta interesadas en saber si su suelo pélvico está bien. Pero cual es la sorpresa cuando, gran parte de ellas no saben qué es, para qué sirve, o no tienen conciencia sobre donde está y como se mueve. Para todo/a aquel/la que aún no conozca su suelo pélvico, aquí van unos básicos:

  1. Tanto las MUJERES como los HOMBRES tienen suelo pélvico, solo que las mujeres tienen riesgo de sufrir mayor patología a este nivel por un traumatismo muy común: el parto.
  2. Existen muchas órdenes a la hora de contraer la musculatura del suelo pélvico: cortar el pis, aguantarse un gas, elevar un ascensor…todas son válidas, y hay que tener claro que en TODAS se contrae toda la musculatura del suelo pélvico. A unas personas les resulta más fácil con una orden, y a otras con otra.
  3. En relación con lo anterior, NUNCA se deben realizar estos ejercicios cuando se va al baño. No hay que cortar el pis, es el único momento del día en el que nuestros esfínteres se relajan. Además, puede existir riesgo de infección por reflujo si se hace repetidamente. Se puede probar a realizar una sola vez para ver si se es capaz de cortar el chorro de pis si no estamos seguros de saber hacerlo, pero nada más.
  4. El ESTREÑIMIENTO se relaciona con problemas de suelo pélvico: pasar ratos largos intentando defecar da lugar a esfuerzos repetitivos que sobreestiran la musculatura del suelo pélvico, hacen que esté cada vez más débil, y se puedan dar denervaciones cada vez mayores, entrando en un ciclo continuo.
  5. El suelo pélvico es MUSCULATURA igual que puede ser la de la espalda, por eso puede haber problemas por debilidad o problemas por dolor, como en cualquier otro músculo del cuerpo.
  6. En relación con lo anterior, si el problema es por DEBILIDAD (hipotonía), aunque en un primer momento no tengamos síntomas, es necesario trabajar la fuerza del suelo pélvico para evitar problemas futuros como pueden ser incontinencias urinarias o prolapsos.
  7. Si existe una patología de suelo pélvico por DOLOR, muchas veces será por una hipertonía (“contractura”), pero también puede existir dolor si hay una cicatriz (después del parto, por ejemplo). Las hipertonías (dolor pélvico, algunos dolores menstruales, algunos dolores de sacro y/o coxis,…) se pueden tratar con terapia manual, igual que cualquier otro músculo del cuerpo, y las cicatrices también.
  8. La fisioterapia también puede ayudar a mejorar las relaciones sexuales: tratando el dolor (dispareunia) o trabajando la fuerza para que el continente se adapte al contenido (después del parto, por ejemplo) según sea el problema.
  9. Ciertos DEPORTES en los que existe un aumento de presión intraabdominal (correr, levantamiento de peso, saltos) pueden causar a la larga problemas de suelo pélvico. No hay que descuidarse nunca de él y actuar ante cualquier alarma (pérdidas de orina por ejemplo).
  10. En relación a lo anterior, NO ES NORMAL que es escapen unas gotitas ante un esfuerzo, un estornudo o simplemente cuando nos reímos. Se trata de incontinencia urinaria, igual que si se nos escapa un chorro más grande.
  11. Nunca es tarde ni mal momento, para hacer una valoración de tu suelo pélvico: antes de querer quedarte embarazada, en el embarazo, en el postparto o 20 años después de dar a luz.

Da el paso

Cada vez hay más personas concienciadas y preocupadas por la salud de su suelo pélvico y aún no saben cómo la fisioterapia puede ayudar a sus problemas. Además, no hay que olvidarse de que, como en cualquier otro campo de la fisioterapia, siempre es mejor la PREVENCIÓN antes de llegar a desarrollar una patología. Si te sientes identificado/a con alguna de las cuestiones mencionadas, tienes dudas con respecto a cualquiera de estos temas o simplemente quieres saber cómo está tu suelo pélvico, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para poder realizar una VALORACIÓN exhaustiva. En Fisiother estamos encantados de poder ayudarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *