Empezaremos haciendo un pequeño repaso de lo que es la fascia. La fascia es una red miofascial, ininterrumpida y tridimensional que recubre nuestro cuerpo, y que da soporte y protección a nuestro organismo. Es una banda de tejido conectivo, principalmente formada por colágeno que tiene un sistema de distribución de fuerzas y tensiones con capacidad de flexibilidad y deslizamiento.

Funciones

Sus funciones básicas son:

  • Biomecánicas: Sostén, revestimiento, suspensión y deslizamiento.
  • Neurológicas: Propiocepción.
  • Biológicas: Gestión de deshechos y defensa (sistema inmunitario) y reparación y regeneración de tejidos.

El enfoque anatómico de INDIBA ® fascia sigue la teoría de Cadenas Miofasciales de Myers. Considerando que estos meridianos que componen las cadenas, pueden ser tratados como líneas de tensión que unen un punto insercional con otro y compone la mayor parte de la fascia. Todas ellas recubren y protegen nuestro cuerpo, y es lo que con la INDIBA fascia podemos abordar.

¿Cómo funciona?

El tratamiento con Indiba® Fascia es la nueva forma de tratamiento y movilización de tejidos blandos. Su objetivo es el tratamiento de disfunciones que son las causantes de dolor y restricción de movimientos.

Es una estrategia complementaria a lo que ya conocíamos, donde han fusionado los beneficios de la radiofrecuencia con las herramientas de Ergon Technique® y que son las siguientes:

F1 Indiba (herramienta principal): utilizada para la evaluación y tratamiento de todas las lesiones miofasciales.

F2 Indiba: herramienta más larga utilizada para la valoración y tratamiento de estructuras largas.

F3 Indiba: utilizada para valoración y tratamiento de lesiones miofasciales localizadas.

Y os preguntareis, y esto que puede mejorar en mí, cual es el efecto terapéutico. Esta técnica nos ayuda a la liberación de adhesiones fasciales, estimula los procesos anabólicos en el tejido conectivo (colágeno), aumenta la temperatura de la piel, mejora el retorno venoso y linfático, restaura la elasticidad del tejido muscular y reduce el dolor y el espasmo muscular a través de adaptaciones neurofisiológicas.

Tiene diferentes aplicaciones y formas de trabajo en función del resultado que busquemos en cuanto a la intensidad, velocidad, ángulo y duración del tratamiento.

Pero como con todas las técnicas hay contraindicaciones a la hora de poder utilizar la INDIBA fascia, como son las heridas abiertas, tumores, fracturas, infecciones de la piel o tejidos blandos, trombosis, embarazo, marcapasos, rupturas musculares y artritis reumatoide.

En definitiva, la INDIBA fascia es una técnica que nos ayuda a poder tratar todo el cuerpo, llegando al tejido fascial que muchas veces no es tan fácil de abordar con otras técnicas de fisioterapia.

No dudéis en poneros en contacto con nosotros y pedir más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.