El periodo estival y las vacaciones suele ser la temporada perfecta para descansar y desconectar de la rutina y de nuestro día a día.

En este blog te dejo con algunos consejos para que disfrutes al máximo de tu verano con salud.

  1. MUÉVETE: aunque en vacaciones es importante descansar, evita caer en el sedentarismo. Camina todos los días mínimo una hora y aprovecha para hacer deportes al aire libre. Es la época perfecta para hacer senderismo, deportes acuáticos (piragüismo, natación), bicicleta, patinaje…

  1. PROTÉGETE: al hilo de lo anterior, cuando hagas alguna actividad fuera de casa evita las horas de mayor exposición solar (12h-16h), ponte protección solar SPF 50+ para evitar las quemaduras solares y protegerte frente al envejecimiento prematuro de la piel y el cáncer de piel, y como siempre, mantente bien hidratado, bebe tus 2L diarios de agua.

Así mismo, si vas a realizar un largo viaje en coche, planifica bien las paradas y los descansos.

  1. CUÍDATE: las vacaciones es la época perfecta para pasar por “talleres”. Acude a tu fisioterapeuta para aliviar todas esas tensiones y contracturas que has ido acumulando durante todo el año, así como a otros profesionales de la salud para para hacerte tus revisiones anuales (dentista, ginecologo..).

  1. DESCONECTAR PARA RECONECTAR: es muy importante salir de la rutina para aliviar el estrés que nos pueda generar los problemas del día a día. Aprovecha el verano y las vacaciones para leer ese libro que tienes desde hace meses, para visitar esa ciudad tan bonita que no conoces, para ir a la playa, para quedar con amigos que hace tiempo que no ves, en definitiva, hacer algún plan diferente y que personalmente sea reconfortante para ti.

¡No te descuides! Disfruta el verano con estas recomendaciones, estarás mejor y a tu alrededor también estarán mejor.

¡Hoy es un buen día para empezar!

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.