¡Muy buenas a todos! Me voy a presentar, mi nombre es Andrea de la Fuente, y soy la nueva fisioterapeuta de Fisiother.

Para que me conozcáis más, os voy a contar un poco mi historia. Soy nacida y criada aquí en Valladolid, una pucelana que además está encantada de poder seguir su vida en esta preciosa ciudad. Desde pequeñita me ha encantado el ejercicio y todos los deportes que pudiera practicar, en especial el baloncesto con el que empecé a los 7 años. Deporte que me ayudó a crecer y aprender los valores que hoy tengo. Me enseñó que trabajando en equipo es más fácil conseguir tus objetivos.

Fui creciendo, y la pasión por ayudar a la gente crecía conmigo. Creo que no hay un momento de mi vida que no supiera que quería dedicarme a la rama de la salud. Pero, fue a los 14 años cuando descubrí la profesión de la fisioterapia a la que pronto decidí que me quería dedicar. Así que con 18 años, cuando llegó el momento de decidir mi futuro, ni lo dudé y me embarqué en la aventura que hoy sigo recorriendo.

Y en 2013, empecé en la universidad para aprender aquello con lo que hoy soy inmensamente feliz. Tras finalizar mi formación, poco después, empezó mi andadura laboral en una residencia de ancianos. Después, en una clínica donde de verdad pude empezar a ayudar a la gente a mejorar su calidad de vida. Durante ese periodo, seguí formándome en pilates suelo, punción seca y otros cursos. Pero necesitaba seguir aprendiendo y acabé estudiando el Máster de terapia manual y osteopatía. Actualmente, sigo formándome, siempre hay algo de lo que aprender.

“Si la medicina es la ciencia que da años a la vida, la fisioterapia es la ciencia que da vida a los años.”

Y como no podía ser de otra manera, puesto que siempre me ha encantado hacer deporte, reservo un poco de mi tiempo para realizar algo de ejercicio. Pues considero que es uno de los factores más importantes para mantener un buen estado de salud. Sigo disfrutando mucho del baloncesto, pero me gusta ir descubriendo deportes nuevos como el snowboard y desde hace poquito el crossfit.

Antes de despedirme quería dar las gracias a Esther por la oportunidad que me ofrece de seguir creciendo profesionalmente y personalmente, y a mis compañeras por ayudar a adaptarme tan fácilmente. Espero aprender mucho de todas vosotras.

Con esta breve historia de mi vida me despido. No dudéis en venir a conocerme un poco más. Os espero en Fisiother.

¡Nos vemos en la clínica!

“El movimiento es vida. La vida es un proceso. Mejorar la calidad del proceso, es mejorar la calidad de la vida misma. Muévete.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.