¿Conoces tu suelo pélvico?

Hoy en día, muchas pacientes (habitualmente de género femenino) llegan a consulta interesadas en saber si su suelo pélvico está bien. Pero cual es la sorpresa cuando, gran parte de ellas no saben qué es, para qué sirve, o no tienen conciencia sobre donde está y como se mueve. Para todo/a aquel/la que aún no conozca su suelo pélvico, aquí van unos básicos:

  1. Tanto las MUJERES como los HOMBRES tienen suelo pélvico, solo que las mujeres tienen riesgo de sufrir mayor patología a este nivel por un traumatismo muy común: el parto.
  2. Existen muchas órdenes a la hora de contraer la musculatura del suelo pélvico: cortar el pis, aguantarse un gas, elevar un ascensor…todas son válidas, y hay que tener claro que en TODAS se contrae toda la musculatura del suelo pélvico. A unas personas les resulta más fácil con una orden, y a otras con otra.
  3. En relación con lo anterior, NUNCA se deben realizar estos ejercicios cuando se va al baño. No hay que cortar el pis, es el único momento del día en el que nuestros esfínteres se relajan. Además, puede existir riesgo de infección por reflujo si se hace repetidamente. Se puede probar a realizar una sola vez para ver si se es capaz de cortar el chorro de pis si no estamos seguros de saber hacerlo, pero nada más.
  4. El ESTREÑIMIENTO se relaciona con problemas de suelo pélvico: pasar ratos largos intentando defecar da lugar a esfuerzos repetitivos que sobreestiran la musculatura del suelo pélvico, hacen que esté cada vez más débil, y se puedan dar denervaciones cada vez mayores, entrando en un ciclo continuo.
  5. El suelo pélvico es MUSCULATURA igual que puede ser la de la espalda, por eso puede haber problemas por debilidad o problemas por dolor, como en cualquier otro músculo del cuerpo.
  6. En relación con lo anterior, si el problema es por DEBILIDAD (hipotonía), aunque en un primer momento no tengamos síntomas, es necesario trabajar la fuerza del suelo pélvico para evitar problemas futuros como pueden ser incontinencias urinarias o prolapsos.
  7. Si existe una patología de suelo pélvico por DOLOR, muchas veces será por una hipertonía (“contractura”), pero también puede existir dolor si hay una cicatriz (después del parto, por ejemplo). Las hipertonías (dolor pélvico, algunos dolores menstruales, algunos dolores de sacro y/o coxis,…) se pueden tratar con terapia manual, igual que cualquier otro músculo del cuerpo, y las cicatrices también.
  8. La fisioterapia también puede ayudar a mejorar las relaciones sexuales: tratando el dolor (dispareunia) o trabajando la fuerza para que el continente se adapte al contenido (después del parto, por ejemplo) según sea el problema.
  9. Ciertos DEPORTES en los que existe un aumento de presión intraabdominal (correr, levantamiento de peso, saltos) pueden causar a la larga problemas de suelo pélvico. No hay que descuidarse nunca de él y actuar ante cualquier alarma (pérdidas de orina por ejemplo).
  10. En relación a lo anterior, NO ES NORMAL que es escapen unas gotitas ante un esfuerzo, un estornudo o simplemente cuando nos reímos. Se trata de incontinencia urinaria, igual que si se nos escapa un chorro más grande.
  11. Nunca es tarde ni mal momento, para hacer una valoración de tu suelo pélvico: antes de querer quedarte embarazada, en el embarazo, en el postparto o 20 años después de dar a luz.

Da el paso

Cada vez hay más personas concienciadas y preocupadas por la salud de su suelo pélvico y aún no saben cómo la fisioterapia puede ayudar a sus problemas. Además, no hay que olvidarse de que, como en cualquier otro campo de la fisioterapia, siempre es mejor la PREVENCIÓN antes de llegar a desarrollar una patología. Si te sientes identificado/a con alguna de las cuestiones mencionadas, tienes dudas con respecto a cualquiera de estos temas o simplemente quieres saber cómo está tu suelo pélvico, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para poder realizar una VALORACIÓN exhaustiva. En Fisiother estamos encantados de poder ayudarte.

Movimiento como tratamiento

Tenemos el concepto de que acudir al fisioterapeuta es para recibir un masaje y dejarnos hacer. Nosotros aquí en Fisiother queremos romper con esas malas costumbres y enseñarte que no solo con un tratamiento pasivo se solucionan las lesiones. Aunque parezca mentira, muchas veces la recuperación más rápida se consigue con movimiento como tratamiento.

Dentro de la fisioterapia se utilizan diferentes técnicas de terapia manual que son pasivas, sin embargo también se pueden utilizar muchas otras donde es necesaria la colaboración del paciente con movimiento activo, y una de ellas es el concepto Mulligan.

Mulligan

El Concepto Mulligan es un método de terapia manual que se utiliza principalmente para valoración y tratamiento de patologías musculo-esqueléticas que cursen con limitación y/o dolor al movimiento activo.

El método engloba dos aspectos, una movilización pasiva articular por parte del fisioterapeuta que alivie los síntomas del paciente y una movilización activa del segmento afecto por parte del paciente. Una “movilización con movimiento” (MWM).

Pero lo mejor de esta técnica de tratamiento es que con ayuda de un fisioterapeuta, que te enseñe como poder aplicarlo, lo podrás realizar en casa. De esta forma no solo conseguimos que tu tratamiento incluya ese movimiento que es tan importante a la hora de restaurar cualquier patología, sino que también podrás introducir en tu rutina diaria una técnica que te alivie los síntomas.

Otra de las técnicas que pueden requerir la participación del paciente es la INDIBA.

Indiba

INDIBA integra la terapia manual y el movimiento con la radiofrecuencia, la cual estimula los mecanismos naturales de la regeneración tisular, acelerando de esta forma el proceso de reparación de los tejidos.

La INDIBA la podemos combinar con muchas de las técnicas que realizamos en fisioterapia, pero lo interesante es que lo podemos combinar con todo tipo de movilizaciones; pasivas, activas y resistidas. En definitiva también se puede combinar con ese movimiento activo por parte del paciente.

Por lo que usando estas técnicas, en las que la participación del propio paciente es necesaria, nos alivia los síntomas a corto plazo y también podremos mantenerlos a ese largo plazo que siempre buscamos.

Estas son dos entre muchas técnicas que implican movimiento por parte del paciente que podemos aplicar dentro de la fisioterapia.

Nesa XSignal y movimiento

Además, trabajando con nuestra NESA XSIGNAL de manera activa, activaremos antes el mecanismo de recuperación y conseguiremos antes que los tejidos vuelvan a estar a punto.

Con todo esto lo que quiero e intento enseñaros es que la fisioterapia no consiste solo en eso que todos conocemos como masaje, y que con el movimiento se puede llegar a solucionar muchas patologías.

¿Molestias por el teletrabajo?

El teletrabajo es una modalidad de trabajo a distancia que ha estado presente en algunas ocupaciones desde hace algún tiempo, pero con los acontecimientos de este último año, se ha expandido a muchos sectores y puestos de trabajo.

Esto ha tenido múltiples ventajas durante el tiempo de confinamiento, ya que permitía continuar la jornada laboral desde la seguridad de casa, pero también tiene una serie de inconvenientes a nivel físico, psicológico y social.

En el blog de hoy vamos a conocer las patologías a nivel musculoesquelético más frecuentes que se pueden desarrollar y la manera de evitarlas y/o aliviarlas.

El teletrabajo habitualmente se desarrolla con un ordenador, siendo la sedestación (posición sentada) la más adecuada para poder trabajar con él. Aquí es donde nos encontramos con dos aspectos:

  • La sedestación prolongada.
  • Falta de ergonomía en el puesto.

Los problemas que nos podemos encontrar derivados de estos dos supuestos son:

  • Alteración postural, que genera desequilibrios musculoesqueléticos que provocan, dolor muscular y rigidez articular, siendo los más frecuentes de la zona cervical y con mayor incidencia lumbar.
  • Problemas circulatorios, sobre todo en miembros inferiores.
  • Problemas cardiovasculares.

Dentro de los problemas musculoesqueléticos podemos destacar:

  • Dolor y rigidez de cuello.
  • Síndrome del túnel carpiano.
  • Dolor de cabeza y/o mareos.
  • Dolor de espalda (dorsal) y hombros.
  • Hernia de disco.
  • Dolor lumbar.
  • Ciática.

Y, ¿qué podemos hacer para prevenir estas dolencias y lesiones?

Pues primero de todo, mantener una buena ergonomía en el puesto de trabajo.

También es MUY importante hacer pequeños descansos cada cierto tiempo para “romper” esa sedestación prolongada. Incorpórate, anda un poco para mover las piernas, mueve hombros y cuello. Una buena estrategia para hacer esto es, por ejemplo, ir a beber agua a la cocina.

Mantén una vida activa, hacer ejercicio es la mejor estrategia para prevenir cualquier tipo de lesión. Fortalece musculatura, crea un buen equilibrio musculoesquelético y flexibiliza articulaciones.

Y, ¿si ya tengo algún dolor o lesión?

Nada mejor que acudir a tu fisioterapeuta de confianza, el realizara una valoración exhaustiva de tu problema otorgándote la mejor opción terapéutica para tu caso.

En Fisiother somos expertos en tratar este tipo de lesiones de manera integral, desde la realización de ejercicio terapéutico para prevenirlas (pilates, hipopresivos, SGA..), hasta tratar la lesión cuando ya ha aparecido gracias a que estamos formados y especializados en varios campos (terapia manual, osteopatía, suelo pélvico, punción seca…).

 

 

Pilates terapéutico

¿Conoces el pilates terapéutico?

Llega septiembre y empezamos nuevo curso en Fisiother, nos toca volver a la rutina como cada año, pero no hay que olvidar seguir cuidándonos, o mejor aún, empezar a hacerlo para tener una MEJOR CALIDAD DE VIDA.

Hoy en día pasamos mucho tiempo sentados y llevamos una vida bastante sedentaria. Esto, puede llevarnos a dolor muscular o nervioso, mala postura, disminución de rangos articulares, aparición de hernias, etc. Por ello, es interesante para nuestro organismo activar los principales sistemas de funcionamiento orgánico, como son el sistema circulatorio, nervioso, musculoesquelético e inmunológico.

Por esta misma razón, desde Fisiother te proponemos la TERAPIA ACTIVA, en especial el MÉTODO PILATES. Es TERAPÉUTICO porque todo el trabajo se realiza con un fisioterapeuta que es el profesional sanitario cualificado para realizar este diagnóstico y seguimiento sobre la PATOLOGÍA O DOLENCIA del PACIENTE. Somos los encargados de realizar la rehabilitación pertinente de cualquier LESIÓN.

¿Qué es el pilates terapéutico?

El pilates terapéutico es un método de tratamiento activo que consiste en realizar ejercicios que unen el estiramiento y la tonificación muscular sustentándose en una base de trabajo abdominal. Estos ejercicios están adaptados a nuestro cuerpo y guiados por un FISIOTERAPEUTA con el objetivo de prevenir o tratar cualquier alteración estructural. La diferencia con sólo realizar Pilates es que el fisioterapeuta es capaz de estudiar cada caso y aplicar además otras técnicas de movimiento integrando su bagaje profesional y experiencia en otros muchos campos de la fisioterapia.

Pese a que los pacientes que acuden a nuestro centro no poseen siempre patologías diagnosticadas. Es imprescindible valorar todo tipo de alteraciones estructurales y biomecánicas de cada uno de ellos. Por esta misma razón, antes de empezar la terapia activa realizamos una valoración exhaustiva de cada paciente; lo que nos ayuda a seguir la evolución de cada uno de ellos.

El trabajo muscular que utilizamos en pilates tiene como objetivo principal trabajar musculatura profunda, de sostén o estabilizadora para mejorar la estabilidad central y en general de toda la columna.

Disminuye la tensión de los músculos que nos provocan disfunciones a causa de posturas antiálgicas o posturas diarias incorrectas, mejora el sostén de las articulaciones del raquis y asimismo disminuye la presión intradiscal y adherencias derivadas de las malas posturas que se generan en las partes blandas.

Esperamos os haya servido de gran ayuda y que os animéis a conocer el pilates terapéutico de primera mano. NO DUDÉIS EN CONSULTARNOS CUALQUIER DUDA (983085204 Y 699871930, también whatsapp), estaréis en las mejores manos.

¿Tiene cólicos mi bebé?

Hoy en el blog vamos a hablar del cólico del lactante, y empezamos lanzando una cuestión: cualquier sintomatología relacionada con el llanto de un bebé, que no se calma y es recurrente en los primeros meses…¿es un cólico?

Una definición acorde a lo que puede ser el cólico del lactante sería la siguiente: “bebé que presenta un llanto de inicio súbito, de mas de 3 horas al día, con episodios de llanto inconsolable, al menos 4 días a la semana, y con una inquietud física concreta (flexión de miembros inferiores, extensión del tronco, malestar….)”. Además, el predominio del llanto suele ser en la tarde-noche.

Para diagnosticar cólico del lactante se deben cumplir lo siguientes criterios clínicos:

  • Que los síntomas empiecen y acaben a los 5 meses de edad.
  • Episodios de llanto o irritabilidad recurrentes, que ocurren sin causa aparente y no suelen poder ser resueltos.
  • Sin evidencia de retraso en el crecimiento, fiebre o enfermedad.

¿Y qué signos y síntomas podemos encontrar en el bebé?

Llanto, enrojecimiento, distensión del abdomen, eructos, dificultad en el paso de las heces, estreñimiento, dificultad para dormir, puños apretados, extensión de la espalda,…

De los cólicos, lo que la ciencia sabe es que no existe una causa concreta, ni tampoco un tratamiento de elección que solucione la causa en el momento. En cuanto a la causa, existen multitud de factores: psicológicos (podría estar relacionado con el estrés materno o con trastornos de hiperactividad), gastrointestinales (problema hormonal, inmadurez gastrointestinal, reflujo, meteorismo,…), dietéticos (intolerancias tanto de la madre como del bebé, alergias,…) inmadurez neurológica…

¿Y cómo podemos actuar?

Uno de los factores a tener en cuenta y en el cual se puede actuar es la alimentación. Un cambio en la alimentación de la madre y/o el bebé podría ser beneficioso para mejorar los síntomas de cólico.

  • Si estamos ante un caso de lactancia materna, será importante vigilar la alimentación de la madre, ya que todo lo que ingiere pasa al bebé a través de la leche.
  • En cuanto a leches artificiales o de fórmula, existen numerosos tipos con los que podremos ir probando hasta dar con la adecuada:
    • De origen animal:
      • Con letra (anti-estreñimiento, anti-reflujo, anti-cólico): la diferencia entre estas será el porcentaje de caseína y lactosa que contienen.
      • Hidrolizadas (completa o parcialmente): si no han funcionado las leches anteriores.
    • De origen vegetal: soja (desaconsejada en niñas) y arroz.

Nosotros, como fisioterapeutas, podemos ayudar al bebé mediante masaje anti-cólicos, el cual permite al bebé expulsar los gases (y las heces en el caso de que también haya estreñimiento), mejorando así su dolor y su bienestar. Debemos tener en cuenta que es mejor realizar el masaje en los momentos en los que el bebé está menos irritable.

Por eso, si crees que tu bebé puede estar sufriendo de cólicos, no dudes en ponerte en contactor con profesionales, y en FISIOTHER podemos ayudarte a ti y a tu bebé, porque el descanso de tu bebé es el tuyo.

Hicimos en su día otra entrada sobre este tema. Échale un vistazo para más información.