Fisioterapia en el deporte

En la actualidad, recibimos un bombardeo constante sobre la importancia de realizar ejercicio físico para mantener un nivel de salud bueno y prevenir patologías tanto cardíacas como musculoesqueléticas. Como ya hemos comentado en el blog que publicamos anteriormente sobre el ejercicio físico, se sabe que nos aporta multitud de beneficios físicos, psicológicos y fisiológicos.

El problema, es que en ocasiones nos tomamos los consejos médicos al pie de la letra sin prestar atención a posibles errores que cometemos cuando empezamos a hacer ejercicio.

En este pequeño artículo que publicamos, te contaremos el papel que desempeña la fisioterapia en este mundo.

 

¿Qué me puede aportar la fisioterapia deportiva?

Es otra rama dentro de la fisioterapia que va dirigida a todo tipo de personas que realizan deporte de manera preventiva o a nivel aficionado, hasta atletas de alto rendimiento.

 

El trabajo del fisioterapeuta dependerá del tipo de ejercicio que realice la persona y el momento en el que recibe el tratamiento porque existen diferentes maniobras que buscarán la activación muscular (si el tratamiento es anterior a realizar la actividad) o de descarga y liberación muscular (si es posterior al ejercicio). De cualquier modo, ambas maniobras nos ayudarán a mejorar el rendimiento, a evitar lesiones y a mantener el nivel muscular y estructural en condiciones óptimas.

Además, el trabajo de prevención es fundamental en personas que realizan ejercicio; aquí el fisioterapeuta tiene un amplio abanico de técnicas y métodos que nos servirán para conseguir el objetivo, entre ellas se encuentran:

  • Vendaje funcional.
  • Masaje de descarga.
  • Estiramientos pasivos.
  • Ejercicios activos resistidos.
  • Trabajo de propiocepción.

 

¿Y si ya estoy lesionado?

Si te encuentras en esta situación, es importante descartar patologías graves como posibles fracturas o lesiones que necesiten intervención quirúrgica.

A partir de ahí, el trabajo del fisioterapeuta es fundamental para la correcta recuperación de la lesión mediante agentes físicos o planificando una rehabilitación estructurada basada en ejercicios de estabilidad articular, trabajo propioceptivo, fortalecimiento muscular y estiramientos pasivos.

En este punto, sería aconsejado realizar un trabajo multidisciplinar con un preparador físico para adecuar la progresión y la vuelta al deporte para mejorar detalles técnicos y evitar recaídas en la lesión.

Desde Fisiother, contamos con un grupo de profesionales titulados y formados en diferentes técnicas (vendaje, punción seca, fibrólisis instrumental, Indiba Activ…).

Pásate a vernos y resolveremos tus dudas para que sigas haciendo deporte.

Ejercicio en la tercera edad

A día de hoy todos sabemos la importancia que tiene la realización de ejercicio físico dentro de un estilo de vida saludable. Y es importante a cualquier edad, pero sobre todo adquiere una especial relevancia cuando hablamos de las personas mayores, de la tercera edad.

En este artículo os vamos a explicar brevemente los múltiples beneficios que tiene la actividad física en el adulto mayor.

 

Beneficios fisiológicos

A nivel fisiológico, el ejercicio físico contribuye a una regularización de los niveles de azúcar en sangre, una mejora en la presión arterial y en la respiración,  favoreciendo la correcta ventilación pulmonar. Todo esto se traduce en una disminución en el riesgo de padecer ciertas enfermedades como cardiopatías, hipertensión, diabetes de tipo II y accidentes cerebrovasculares (ICTUS), entre otras.

 

Beneficios físicos

Dentro del nivel físico nos encontramos con múltiples beneficios:

Con el ejercicio podemos mejorar la movilidad y elasticidad articular, así como la fuerza muscular y ósea favoreciendo el correcto funcionamiento del sistema músculo-esquelético. Todo esto se traduce en un aumento de la resistencia (disminución de la fatiga), un mantenimiento del peso adecuado, previniendo así el sobrepeso y enfermedades como, por ejemplo, la osteoporosis. Si sumamos estos beneficios al trabajo de la higiene postural, el ejercicio correctamente realizado es capaz de aliviar el dolor musculo-esquelético y prevenir lesiones. Además ejercitando de forma específica la coordinación y el equilibrio se consigue una mejora de la marcha y por consiguiente una disminución del riesgo de caídas, que es una de las causas más frecuentes de invalidez en este colectivo, consiguiendo así una mayor autonomía del adulto mayor.

 

Beneficios psicológicos y emocionales

A nivel psicológico y emocional el ejercicio físico produce sensación de bienestar, mejora la autoestima de la persona y le da más seguridad y confianza en sí mismo. De esta manera, es capaz de afrontar la vida con una actitud más positiva lo que previene patologías como la depresión y la ansiedad. Y si la actividad se realiza de forma grupal los beneficios se incrementan.

 

¿Qué tipo de ejercicio y con qué frecuencia estaría recomendado realizar?

Existen varias opciones, pero la más efectiva y sencilla es realizar ejercicio aeróbico como, por ejemplo, caminar o hacer bicicleta estática. Con una frecuencia diaria y dedicando 30 minutos al día sería suficiente. Además conviene realizar una tabla de movilización y trabajo de cada segmento corporal para mantener la completa elasticidad y funcionalidad de todas las estructuras corporales.

En Fisiother contamos con un equipo de fisioterapeutas titulados, formados en varias terapias activas (pilates, hipopresivos, sga…) y con experiencia en el sector de la tercera edad, y estamos trabajando en la creación de grupos reducidos de personas mayores para trabajar sobre las necesidades físicas de este colectivo. Anímate y pide información sin compromiso.

Fisioterapia y Terapia manual ortopédica

Cuando vamos a nuestro fisioterapeuta, lo que esperamos habitualmente es que nos tumbe en la camilla y nos trate con sus manos. Podemos decir que cuando esto ocurre, nos están aplicando terapia manual. En la carrera estudiamos técnicas de todos los ámbitos de la fisioterapia (traumatología, neurología, pediatría, gerontología, deportiva…) y luego normalmente nos especializamos en el campo al que nos vayamos a dedicar. Es por esto que los que trabajamos con terapia manual, nos hemos formado en posgrado en alguna o en varias de estas técnicas.

Por resumir, existen dos enfoques generales de tratamiento manual: uno es el de la osteopatía y el otro el de la fisioterapia demostrada científicamente (rama en auge en los últimos  tiempos). De la osteopatía ya hemos hablado en otras entradas, sin embargo, existe otro enfoque de la terapia manual menos conocido, aunque no menos importante: la terapia manual ortopédica (segundo enfoque de los que acabamos de mencionar).

Un terapeuta manual ortopédico es aquel que se basa en la evaluación y el tratamiento de las disfunciones neuro-músculo-esqueléticas fundamentándose en el razonamiento clínico, la evidencia científica y clínica, y abordando la esfera biopsicosocial (estado físico, psicológico y entorno) de forma individualizada.

 

El enfoque de tratamiento a través de la terapia manual ortopédica se basa principalmente en la completa evaluación del sistema neuro-musculo-esquelético y su funcionalidad, para saber a qué nivel de la estructura o estructuras se encuentra la disfunción. Esto resulta fundamental a la hora de intentar explicar cómo se correlaciona esa disfunción con la limitación funcional o con el dolor, y totalmente necesario para saber cómo dirigir el tratamiento: si hacia la mejora de los síntomas, o hacia la mejora de dicha funcionalidad.

Técnicas

Las técnicas de tratamiento dentro de la terapia manual ortopédica que se utilizan en consulta son la movilización articular lenta (técnicas como Maitland o Mulligan), manipulaciones articulares (o movilizaciones de alta velocidad y baja amplitud), estiramiento muscular, movilización neuromeníngea (en atrapamientos neurales, por ejemplo), técnicas de masaje (que también pueden ir acompañadas de movilidad articular), y técnicas de propiocepción, estabilización, y ejercicio terapéutico para mejorar la fuerza o la resistencia (para evitar recidivas en una lesión).

Es por esto último, que el paciente tiene un papel fundamental en su propia recuperación, ya que el ejercicio terapéutico también se puede englobar dentro de la terapia manual ortopédica, sin necesariamente hacerse en camilla (de hecho muy pocas veces se hace). Nunca hay que olvidarse de que prácticamente en todas las patologías, el tratamiento no acaba en la camilla, si no que un peso muy importante del tratamiento se lo lleva el ejercicio activo, ya sea con los ejercicios que manda el fisioterapeuta para casa, como el ejercicio activo que se realiza de forma periódica para garantizar la mejora a largo plazo. Esta manera de trabajar tiene enormes beneficios y así lo vemos cada día en la consulta ya que en Fisiother siempre hemos apostado fuerte por la recuperación activa. Y la ciencia nos da la razón.

Los fisioterapeutas de Fisiother tenemos titulación de posgrado (cursos de especialización y másteres) en ambas ramas de terapia manual y los pacientes pueden apreciarlo en la calidad de nuestros tratamientos. En FISIOTHER están  en BUENAS MANOS.

Juanjo, nuevo fisioterapeuta en Fisiother

Muy buenas a todos, me llamo Juanjo y soy el nuevo fisioterapeuta de Fisiother.

Os voy a contar un poco mi historia en relación con la fisioterapia. Desde pequeñito jugaba al fútbol en un equipo de Zamora, ciudad de la que procedo y que hace poquito tiempo abandone para buscar trabajo y seguir creciendo como profesional.

Como os iba diciendo, jugaba al fútbol y mi relación con el deporte ha estado siempre muy unida. En esa época, uno de mis entrenadores era fisioterapeuta y siempre me llamó la atención la forma de abordar una lesión en el mundo deportivo. Así, empecé a investigar un poco que era eso de la fisioterapia fijándome en partidos de fútbol que veía por la tele y poco a poco ese interés fue creciendo hasta que decidí estudiar fisioterapia.

No fue fácil, puesto que es una carrera con mucha demanda, conseguir una plaza te lleva tus quebraderos de cabeza y horas de estudio, pero cuando lo consigues la satisfacción es plena.

Estudié en la Universidad de Salamanca, habiendo hecho el primer curso en la Universidad de León (Ponferrada) porque, como ya he dicho, es una carrera con mucha demanda y no conseguí entrar a la primera en Salamanca, pudiendo pedir el traslado al año siguiente.

Desde entonces me he seguido formando en cursos de Vendaje Neuromuscular, Punción seca, Fibrólisis Instrumental y un Máster en Fisioterapia Manual y Osteopatía en la Universidad de Valladolid.

 

Y tú ¿tienes tiempo para cuidar tu cuerpo?

Aunque es difícil compaginar estudios, trabajo y deporte junto con tus ratos de vida social, siempre he tenido tiempo para dedicar 5 o 6 horas a la semana en ejercicio físico. Me encanta correr, es una sensación de libertad increíble y que muchas veces sirve como terapia para dejar a un lado tus preocupaciones. Me picó el gusanillo allá por 2013 donde mi hermano me “engañó” para apuntarme a una media maratón en Bilbao y desde entonces no he parado, llegando incluso a terminar 3 maratones.

 

Esta es mi pequeña historia, si no nos vemos en la clínica probablemente nos veamos en alguna carrera. Siempre se puede sacar tiempo para cuidar tu propio cuerpo, porque como no lo hagas tú, ¿Quién lo va a hacer por ti?

Desde aquí, también quiero agradecer a Esther la oportunidad de seguir creciendo profesionalmente como fisioterapeuta y a mis compañeros por su paciencia para ayudarme en mi proceso de adaptación.

¡Nos vemos por la clínica!

 

Nuevo curso 2018-2019

Inauguramos este nuevo curso 2018-2019 con mucha ilusión, nuevos retos y siempre con la mejor disposición para ofreceros lo mejor de nosotros.

Para los que ya nos conocéis y para los nuevos, os explicamos un poco nuestra sección en la clínica de TERAPIA ACTIVA:

Somos fisioterapeutas expertos en varios métodos posturales (Pilates terapéutico, hipopresivos y SGA). Disponemos también de la posibilidad de realizar gimnasia para personas mayores, preparación al parto y recuperación tras él. Mucha gente nos pregunta si hay límite de edad para realizar Pilates o si existe alguna contraindicación en su lesión o patología para poder realizar estos ejercicios. Para ello, realizamos siempre una VALORACIÓN INDIVIDUAL en la que evaluamos cada caso concreto e informamos sobre todas las dudas que puedan surgir. En ella realizamos la entrevista clínica, examinamos la postura, determinamos los objetivos de cada persona y explicamos de manera práctica (como una clase individual) los principios de cada método. De esta manera indicamos la mejor opción terapéutica para cada paciente. Los beneficios de este tratamiento fisioterapéutico son casi innumerables, pero lo mejor es que lo pruebes.

¿Qué tipos de Pilates tenemos?

Los tipos de clase de PILATES son:

-INDIVIDUAL APARATOS (CADILLAC, REFORMER Y SILLA)

-DOS PERSONAS APARATOS (CADILLAC, REFORMER Y SILLA)

-GRUPO DE 3 A 5 PERSONAS (SUELO)

Los HIPORESIVOS y STRETCHING GLOBAL ACTIVO (SGA) los podemos realizar de manera:

-INDIVIDUAL

-GRUPO DE 3 A 5 PERSONAS

Horario

Disponemos de horario muy amplio para que podáis ajustar este tiempo que dedicáis a la salud de la mejor manera posible. Puede haber clases a todas horas. Estamos de lunes a viernes de 8:00 a 22:00 y abrimos 2 sábados al mes que anunciamos en la puerta y también en nuestro Facebook  y en twitter @fisiother

No lo dudéis y preguntadnos por vuestro caso, os asesoraremos encantados. Miriam, Sofía, Juanjo y Esther os damos la bienvenida a Fisiother.