Health for Africa

Hoy os hablamos de un proyecto solidario que nos toca de cerca: la II Gala Benéfica de la ONG HEALTH FOR AFRICA que se realiza en el Centro Cívico de Parquesol el 18 de mayo de 2019 a las 19:00. Es una ONG con la que colaboramos porque mi hermana (Esther) ha viajado con ellos a Senegal.

Esta ONG surge de un sueño de unas cuantas profesionales de la salud, concretamente una enfermera y una médico ayudadas por otros colegas de profesión, entre ellos mi hermana. Con todas las dificultades que conlleva la gestión, organización y realización de tareas humanitarias sin apenas recursos, su primera expedición fue a Senegal en 2017. Llevaron dos contenedores de medicamentos y material sanitario.

Después fueron a Marruecos a principios de 2018 y además de llevar material, les formaron en temas sanitarios y les llevaron ropa.

La tercera expedición, también en 2018 fue a Mali donde llevaron bicicletas, ya que se dieron cuenta de que era lo que más necesitaban porque es su medio de transporte. También arreglaron un centro de salud destartalado que tenía hasta… ¡murciélagos!

¿Cómo trabajan?

Las brigadas son cortas, de una o dos semanas en cada lugar. Como contactan con los sanitarios de la zona, ponen temas en común y les ayudan a actualizarse o les enseñan a utilizar los materiales que llevan.

Como veis, personas que ayudan a personas, además, el aprendizaje es en ambas direcciones. Ellos nos enseñan y nosotros a ellos.

Ahora que ya conocéis un poco más la ONG y sabéis de primera mano que lo que aportéis les va a llegar directamente para que este verano otra zona se vea beneficiada de su ayuda, no dudéis en pasar el 18 de mayo un buen rato en el Centro Cívico. Tenemos unas actuaciones maravillosas de niñas bailando, un grupo de flamenco y un solista, todos locales y amigos nuestros o amigos de amigos. Además, podréis ganar una sesión de fisioterapia que sortearemos allí mismo y muchos regalos más.

Las entradas las podéis comprar en Fisiother.

No nos falléis, allí nos veremos, gracias por venir.

Prevención de lesiones en Semana Santa

Por todos es sabido que la Semana Santa es un periodo que mucha gente vive con una devoción especial y que disfruta haciendo lo que lleva esperando casi un año.

El problema puede ser que el resto del año sea una persona sedentaria que no ha ejercitado nada su cuerpo y sin mayor preparación acude a su procesión como cargador para llevar los pasos de Semana Santa durante horas.

Por eso hoy desde Fisiother os vamos a dar una serie de recomendaciones para tratar de evitar posibles patologías y lesiones que suelen prevalecer en zonas como la espalda, rodillas y hombros por un mal reparto de cargas o por un sobreesfuerzo al que el cuerpo no está adaptado.

 

Consejos previos

  1. Preparación física previa: Es aconsejable realizarse una prueba de esfuerzo previa, mantener una forma física buena el resto el año y acudir al fisioterapeuta para los últimos retoques antes de la procesión.
  2. Ropa y calzado adecuado: Pasar tanto tiempo sometiendo al cuerpo a ese esfuerzo sin una base de sustentación sólida puede ser premonitorio de una lesión. Adapta tu calzado, acude a un podólogo para un buen cuidado de los pies y elige ropa cómoda.
  3. Utilización de medidas protectoras: Al cargar tal cantidad de peso sobre el cuerpo, será recomendable utilizar fajas lumbares o vendajes funcionales para evitar posibles lesiones durante el recorrido.
  4. Calentamiento previo: Muy importante preparar al cuerpo antes de iniciar la procesión. Haz ejercicios de movilidad sobre todo para el cuello, hombros espalda y rodillas.

 

Consejos para la procesión

  1. Hidratación: Fundamental seguir manteniendo el cuerpo hidratado puesto que con el esfuerzo se pierde mucho líquido y el cuerpo necesita seguir estando en condiciones óptimas.
  2. Postura bajo el paso: Mantener la cabeza erguida mirando al frente, contraer la musculatura abdominal durante la espiración y mantener la espalda recta para el correcto reparto de cargas.
  3. Mantenimiento en los relevos: Abrigarse rápido para mantener el cuerpo caliente y no volver después de un descanso con la musculatura fría porque aumenta el riesgo de lesión.
  4. Estiramientos y movilizaciones posteriores: Al acabar la procesión será fundamental realizar una tabla de ejercicios con el objetivo de recuperar lo antes posible y evitar agravar posibles lesiones.

Y recuerda que si después de Semana Santa presentas alguna lesión, no dudes en acudir a nosotros para volver a estar a punto lo antes posible.

Indiba Activ Therapy

Hoy os recordamos que en Fisiother contamos con la mejor tecnología, y en este caso, vamos a hablar de INDIBA ACTIV THERAPY®.

INDIBA integra la terapia manual y el movimiento con la radiofrecuencia, la cual estimula los mecanismos naturales de la regeneración tisular, acelerando de esta forma el proceso de reparación de los tejidos.

La radiofrecuencia es un tipo de radiación electromagnética que trabaja a una señal de 448kHz, lo que permite obtener tanto efectos eléctricos (aumentando la proliferación celular, la permeabilidad, y disminuyendo el dolor), como efectos térmicos (aumento de la oxigenación y de los nutrientes, aumento del drenaje vascular, e incremento del tejido reparador), todo ello actuando desde el interior de los tejidos.

REACCIONES Y EFECTOS FISIOLÓGICOS

INDIBA es capaz de producir tres tipos de reacciones sobre el tejido biológico, dependientes de la intensidad de trabajo utilizada (y temperatura alcanzada): bioestimulación, vascularización o hiperactivación. Cada una de ellas depende del diagnóstico y del objetivo del tratamiento.

BIOESTIMULACIÓN

(fase aguda)

VASCULARIZACIÓN

(fase subaguda)

HIPERACTIVACIÓN

(fase crónica-fibrosis)

Bioestimulación celular

Mayor demanda de oxígeno

↓ Dolor

↓Inflamación

Vasodilatación

↑ Riego sanguíneo

↑ Flujo intracelular de oxígeno

↑ Trofismo celular

Hipertermia

↑↑ Metabolismo celular

Reestructuración de los tejidos.

 

BENEFICIOS

Uno de los grandes beneficios de INDIBA es que se puede integrar con otras terapias como la terapia manual, la cinesiterapia, la punción seca, etc. Se ha visto que acelera la recuperación del tejido dañado, produce mejoras significativas en patologías crónicas, y reduce el dolor desde la primera sesión, siendo una técnica muy segura.

CONTRAINDICACIONES

Las contraindicaciones en este caso son mínimas; INDIBA solo está contraindicado en pacientes con marcapasos o cualquier otro implante electrónico, embarazo, tromboflebitis, heridas abiertas y/o quemaduras, y en pacientes con alteraciones de la sensibilidad. También se tendrá especial cuidado en pacientes con enfermedades como artritis reumatoide generalizada o enfermedades intestinales a la hora de aplicar intensidades altas.

PATOLOGÍAS MÚSCULO-ESQUELÉTICAS TRATADAS HABITUALMENTE CON INDIBA

Entre las patologías que podemos tratar en clínica con INDIBA se encuentran:

  • Procesos artrósicos, artríticos, fracturas.
  • Dolores musculares.
  • Lesiones ligamentosas (esguinces).
  • Lesiones tendinosas (tendinitis/tendinosis).
  • Roturas fibrilares.
  • Lumbalgias, cervicalgias, dorsalgias.
  • Trastornos de la articulación temporomandibular, cefaleas tensionales.
  • Cicatrices, adherencias.
  • Problemas del suelo pélvico y faja abdominal.

Si aún te queda alguna duda, este enlace puede ayudarte a resolverla: https://www.youtube.com/watch?v=p8Da64619rY o siempre puedes ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de atenderte.

 

Hernia lumbar

Me han diagnosticado una hernia lumbar, y ahora, ¿qué hago? ¿me opero?

En el blog de hoy hablaremos de patología discal, sintomatología, causas y sobre todo posible tratamiento para abordarlo.

Definición, causas y sintomatología.

Para empezar, haremos un breve repaso de la anatomía de la columna para intentar comprender el movimiento y desempeño de funciones de los discos intervertebrales (que son los afectados de esta patología).

La columna vertebral, compuesta por 32 vértebras (7 Cervicales, 12 Dorsales, 5 Lumbares, 5 Sacras y 3 Coxígeas), esta formada por una estructura del tipo Vértebra-Disco-Vértebra, es decir, que entre cada una de ellas existe una especie de almohadilla que es la encargada de repartir las cargas y permitir el correcto movimiento de las vértebras.

Por definición, la patología discal se entiende como la degeneración del disco que provoca un abombamiento de las fibras del anillo que recubren el núcleo vertebral. Además, se clasifica en cuatro etapas en función de la afectación discal:

  • Degeneración del disco.
  • Prolapso o protrusión discal.
  • Extrusión discal.
  • Secuestro del nervio.

No siempre hay una relación entre lesión y dolor que percibe la persona, pues según diferentes estudios se sabe que un alto porcentaje de hernias discales son totalmente
asintomáticas.

Por lo general, el paciente que acude a su médico con un episodio doloroso, se le realiza una prueba de imagen (radiografía o resonancia) y descubre que tiene una lesión. En
ese punto se produce el error de establecer una relación causa-efecto, es decir, que puede que ya tuvieras dicha patología discal pero no te había dado síntomas hasta
ahora. Existen casos en los que, habiendo dolor, las pruebas diagnósticas no reflejan ninguna patología que “justifique” el dolor.

Algunos de los factores de riesgo de padecer patología discal son:

  • Musculatura débil.
  • Pasar mucho tiempo del día sentado.
  • Falta de ejercicio.
  • Factores genéticos.

Entre los síntomas más destacados de la patología discal se encuentran:

  • Dolor lumbar, glúteo o hacia miembro inferior.
  • Debilidad muscular y pérdida de fuerza.
  • Hormigueos, entumecimiento y sensación de “calambrazo” por la pierna.

Entonces, ¿Qué puedo hacer?

Muy importante y como trabajo preventivo es FUNDAMENTAL mantener un buen tono muscular a lo largo de nuestra vida. Deberíamos dedicar mucho más tiempo a realizar
ejercicio físico para evitar todo tipo de patología en general y ahorrarnos procesos dolorosos por no haber dedicado tiempo suficiente a prevenirlo.
Hay una frase muy buena que resume este consejo: “Si hoy no tienes tiempo para hacer ejercicio, tarde o temprano lo tendrás para estar enfermo”.

TRATAMIENTO DE LA PATOLOGÍA.

Es importante saber que existe un porcentaje alto de AUTO-REABSORCIÓN de la hernia. En la actualidad, se conocen numerosos artículos en los que se expone la reabsorción
espontánea por parte del propio cuerpo de la hernia en un periodo que oscila entre las 6 y las 12 semanas, por lo que al inicio de la patología se recomienda llevar un tratamiento conservador que consistirá en:

  • Tratamiento farmacológico si el dolor es incapacitante sabiendo que la hernia NO se recuperará con ello, sino que se receta para combatir los síntomas.
  • Tratamiento fisioterápico: muy importante en esta fase, pero al igual que los medicamentos, NO harán que se reabsorba la hernia. La fisioterapia buscará:

Control de la inflamación y del dolor.

Mejora de la movilidad articular.

Medidas ergonómicas y posturales.

Rutina de ejercicio físico adaptado a su condición para mejorar tono muscular.

Si todo esto fracasa y no se consigue mejorar el estado del paciente se suele plantear la operación quirúrgica para reabsorber la hernia, que debería evitarse a toda costa. Pero existen situaciones en las que es inevitable hacerla y deberá plantearse si el paciente presenta:

  • Fallo del tratamiento conservador.
  • Lumbociática recurrente que impide realizar vida habitual.
  • Hernia discal en un canal estenótico.
  • Recurrencia de déficit neurológico.
  • Dolor extremo.
  • Síndrome de cola de caballo.

Déficit motor progresivo.

Áreas sintomáticas en relación con el nivel de afectación.

En Fisiother estamos formados en diferentes tipos de Terapias Manuales y abordajes terapéuticos para conseguir mejorar el estado general. Además, tenemos amplia experiencia en Pilates con resultados muy positivos en patología discal sabiendo que el ejercicio controlado es una de las mejores herramientas para mejorar movilidad y tonificar la musculatura.
Acércate a preguntarnos tus dudas, estaremos encantados de intentar resolvértelas.

“La salud física es el primer requisito para la felicidad” Joseph Pilates.

Esguince de tobillo

Debido al gran número de casos que últimamente recibimos en la clínica por este motivo, me he decidido a escribir sobre él.

El esguince de tobillo, que aunque pueda sonar exclusiva a lesión deportiva, es una lesión muy común en la vida diaria. Desde un simple “traspiés” a una caída más aparatosa todos somos susceptibles a sufrir este tipo de lesión.

En este articulo vamos a explicar de forma breve qué es, en qué consiste, los tipos y los cuidados que debemos seguir si sufrimos este tipo de lesión.

¿Cómo se produce?

Un esguince se produce debido a un movimiento forzado de torsión hacia dentro (inversión) o hacia fuera (eversión), siendo más frecuente el de inversión. Lo que ocurre con este movimiento forzado de tobillo es que se produce una gran tensión en los ligamentos que acaban comprometiendo su estructura (lesión).

Clasificación

Dependiendo de la magnitud de la lesión sobre los ligamentos se clasifican en 3 tipos.

  • Grado I. Leve. Distensión ligamentosa, puede haber alguna microrotura. Suele cursar con inflamación más o menos acusada, dolor local y ligera impotencia funcional por el dolor.
  • Grado II. Moderado. Rotura parcial del ligamento. Cursa con inflamación moderada, hematoma, dolor local e impotencia funcional pudiendo estar afectada la estabilidad de la articulación.
  • Grado III. Grave. Rotura completa del ligamento.

Cuidados iniciales

Las primeras 24-72h para evitar que la lesión se extienda debemos adoptar el método “RICE”:

  • Reposo relativo.
  • Hielo (aplicaciones de 20′ máximo protegiendo la piel de la zona).
  • Compresión (mediante un vendaje o una tobillera).
  • Elevación (por encima del nivel del corazón).

También podemos realizar baños de contraste frio-calor para rebajar la inflamación y movilizaciones suaves de tobillo en toda su amplitud respetando siempre el dolor.

Aunque lo más recomendable es acudir a tu fisioterapeuta, que valorara la magnitud de la lesión y te ofrecerá el plan de tratamiento y los consejos necesarios para solucionar el problema rápida y eficazmente.

En Fisiother además contamos con la tecnología INDIBA ACTIV que aumenta el proceso de recuperación de los tejidos disminuyendo así el tiempo de recuperación.

Y recuerda, un esguince mal “curado” tiene más probabilidades de volverse a lesionar y, a que a la larga, queden secuelas.